El efecto de la ansiedad en el deporte

El mundo del deportista, ya sea amateur o alta competición, posee una controversia especial que todos han sentido y sienten si siguen haciendo deporte, un elemento llamado ansiedad. Muchos se preguntan el porqué de esta emoción, buscando respuesta a esta pregunta: ¿por qué me pongo nervioso y lo paso mal en mi deporte, si es algo que me gusta?

El término ansiedad es la respuesta determinada ante diferentes estímulos de nuestro entorno, dando lugar a una sensación de incapacidad y carencia de recursos para adaptarse al entorno (Lazarus y Folkman, 1984). Esta respuesta tiene efectos en nuestra interpretación del entorno donde nos desenvolvemos y, por tanto, en el funcionamiento de nuestro ser en el hacer del deporte. Esta interpretación puede tener dos vertientes: una adaptativa, que nos ayude en el afrontamiento de la tarea y presentemos recursos que atiendan las demandas del ambiente, o por otro lado, desadaptativa. Este término hace que seamos conscientes de nuestra incapacidad momentánea, apareciendo así ansiedad.

¿A qué se debe esta interpretación?, ¿por qué  esta sensación de incapacidad?, y una pregunta que pocas personas se formulan, ¿para qué sirve?

El estado de ansiedad es naturalmente adaptativo, ya que nos prepara para afrontar diferentes dificultades que podamos encontrar, pero, ¿cómo puede ser que nos incapacite, si su función es la contraria? Hay un elemento importante, la incertidumbre, el miedo a no poder afrontar lo que el ambiente nos demanda. Es aquí cuando aportamos recuerdos, aprendizajes vividos e imaginados que podrían pasar. Entonces, ¿estamos atendiendo a un alto porcentaje lo que verdaderamente nos importa?

Eh aquí una buena y una mala noticia: la mala es que esa incapacidad momentánea la estás generando tú, la buena es que eres el responsable de cambiar esa sensación, aprovechando los recursos que posees, permitiéndote así desarrollar tu deporte a tu máximo exponente.

La pregunta es, ¿atiendes a lo negativo que podría pasar, sintiendo el miedo como un elemento perjudicial que resta?, o ¿atiendes a la oportunidad que te brinda los recursos que posees para afrontar esa actividad deportiva, tu verdadera finalidad?

MÁS ARTÍCULOS

Conoce las terapias de nuestro psicólogo deportivo en Málaga

Si eres un deportista habitual y alguna vez has sentido que te faltan herramientas para mantener el ritmo de entrenamiento que deseas, necesitas los servicios del psicólogo deportivo Javier García. Te acompañará en tu trayectoria deportiva, y poco a poco comprobarás...

Sendero al Ring: Deporte=Pura emoción

Escribo este artículo como deportista, como persona que lleva años compitiendo y experimentando el significado de ser deportista. Ser deportista es más que afrontar una competición o practicar un deporte en específico, es una forma de vida, y...

Una forma de vida: ganar o perder.

En el camino de nuestro desarrollo, tenemos claros dos conceptos que hemos aprendido desde nuestros primeros años de vida: Ganar y Perder. Conocemos qué significa, qué implica y qué consecuencias trae experimentar una u otra. Os hago una...

Creencias limitantes: nuestro juicio interno

Cuando hablamos de realidad, la definimos cómo que lo que creemos e interpretamos del mundo que nos rodea es lo únicamente cierto y veraz. Cierto y veraz son palabras inamovibles, donde su peso no posibilita otra opción, otro camino, otra...

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies